Ozono

O3

El ozono no es solamente la capa de ozono que nos protege a la altura de 25 a 35 km sobre la superficie de la Tierra.

El ozono u oxígeno activo es un elemento increíblemente universal que tiene una notable influencia no sólo en el organismo humano, sino en toda la Tierra.

Las moléculas del ozono consisten en tres átomos de oxígeno en vez de dos que forman moléculas del estable oxígeno normal.

El ozono surge por el efecto de descargas eléctricas o radiación ultravioleta de onda corta (por ej., UV-C) en las moléculas del oxígeno común, ocurriendo la reacción en dos grados. En el primero, la energía suministrada desagrega la molécula de dos átomos de dioxígeno a dos átomos, es decir, radicales muy reactivos de un átomo que inmediatamente se unen con otra molécula de dióxido formando el ozono (trióxido).

O2 + hv → 2 O

O2 + O → O3

Con la temperatura y presión normales, el ozono es un gas azulado de olor intenso que el hombre registra con la concentración menor de 0,1 ppm (la sensibilidad es individual). Durante el enfriamiento, primero se transforma en un líquido azul oscuro y después en una sustancia sólida de color azul oscuro. El ozono es un fuerte agente oxidante. Es inestable y con la reacción

2O3 → 3O2

se descompone al oxígeno normal. El desarrollo de la reacción va acelerando con el aumento de la temperatura y de la presión. La transformación del ozono en oxígeno se acelera también con algunos compuestos químicos y radicales, por ejemplo, átomos de fluoro y cloro (véase la capa de ozono). Es tóxico en concentraciones altas. En bacterias, con concentraciones bajas se ha observado la mutagenicidad del ozono, concentraciones más altas del ozono matan microorganismos.

En el mundo, el ozono se reconoce como el protector más ecológico y más eficaz de la salud humana. Tiene fuertes efectos oxidantes, por eso puede reaccionar con una amplia gama de sustancias químicas, incluidos pesticidas.

Como desinfectante eficaz liquida consecuentemente bacterias, virus, hongos, parásitos y otros microorganismos. Por eso el ozono es un ayudante indispensable en la medicina, industria alimentaria, tratamiento del agua y otras especializaciones.

“fuente WIKI OZONO”

Ozono – el agente oxidante más fuerte para fines medicinales y técnicos

El oxígeno es agente oxidante, sin embargo, el ozono es aún mucho más fuerte.

El ozono es el agente oxidante más fuerte en la Tierra a disposición del hombre. El aprovechamiento técnico del ozono existe en muchas aplicaciones. Con sus fuertes capacidades oxidantes, el ozono desintegra compuestos macromoleculares y descompone tóxicas substancias aromáticas.

Los dispositivos en base del OZONO fueron desarrollados para la protección profesional y casera que se puede aprovechar en las categorías de estilo de vida saludable, desinfección sin química, hogar limpio y sano, limpieza de sistemas de aires acondicionados, eliminación de olores, purificación del agua y desinfección de piscinas e interiores. También como desinfectante natural para eliminar hongos, parásitos, bacterias y virus, mofo, microorganismos, alérgenos, para neutralizar malos olores.